21 marzo 2013

¡¡¡Un cuento para niños y grandes!!!


EL ÁRBOL DE LA VIDA.
El árbol de la vida era un lugar maravilloso, al amanecer el sol nacía brillante y luminoso, dando calor y vida.
La luna iluminaba las noches, proporcionando equilibrio para el descanso. La unión, era una combinación perfecta de paz y armonía.
En la parte alta del árbol vivían unos pájarillos y en la parte de abajo una familia de gusanos de seda, todos estaban felices ya que el árbol les proporcionaba todo lo necesario para vivir.
Los pájaros se pasaban el día volando, yendo y viniendo descubriendo otros lugares de ensueño, los frutos que les proporcionaba el árbol, eran espectaculares, lo que hacia que volaran más por diversión que por necesidad.
Los gusanos de seda, vivían en la parte baja protegidos por las ramas, para que el sol no los calentara demasiado. Solo tenían una regla, no cruzar a la parte de arriba.
Uno de ellos comía y comía como un glotón, no le importaba si tenia que pasar por encima de los demás o si los empujaba, solo le gustaban las hojas que habían elegido sus hermanos y las más grandes. Otro comía poquito, siempre estaba más pendiente de lo que hacían los demás que de él mismo, si se reían, si jugaban o se daban un abrazo, él los miraba con rencor, en vez de unirse al grupo, se apartaba, los celos y la envidia le afectaban tanto que perdía el apetito.
El más juguetón siempre estaba alegre, observaba el vuelo de los pájaros, soñando que algún día él también volaría, le contaba historias y sueños que se inventaba al más pequeño que siempre se quedaba rezagado y le costaba mucho llegar al lado de sus hermanos, los dos compartían muchos momentos y se sentían muy felices.
Así fue pasando el tiempo, un día el gusano glotón corrió tanto que llegó al limite de su casa, decidió seguir subiendo cuando descubrió que las hojas de arriba eran gigantescas, saltándose todas las normas, cruzo al otro lado, sus hermanos al descubrir que había cruzado la linea, le llamaron a gritos para que retrocediera, pero él, no hizo caso de sus consejos.
El sol calentaba mucho, era el medio día, al gusano glotón no le importo, prefirió pasar calor, antes que dejar para más tarde las gigantescas hojas que veía, estaba tan gordo y el sol le daba tan fuerte que brillaba como una bombilla, un pájaro que paso por allí, confundiéndolo con una hermosa mora dorada, se lo comió.
Los tres hermanos se quedaron muy tristes,  sin saber que les pasaba, empezaron a sentirse distintos, pensaron que era el disgusto tan grande por la perdida de su hermano y decidieron que había llegado la hora de hacer cambios. Comprendieron que las preguntas que hacían, sólo se las podían contestar ellos mismos.
Trabajaron y trabajaron  día y noche desde su interior, construyendo una casa cada uno, convirtiéndola en su hogar particular, A esta la dieron forma de capullo muy resistente que los rodeaba y protegía, así  permanecieron por un tiempo.
Al llegar la primavera, cuando la naturaleza renace con fuerza, comenzó a abrirse una puerta y por ahí salieron los gusanitos.
Al reencontrarse, se miraron con mucha curiosidad, se sentían distintos...
El gusano de seda que había comido poquito a causa de sus malos sentimientos,  nació muy delgadito y sin fuerzas, le faltaba energía, sus emociones no le habían permitido desarrollarse y murió.
Los dos restantes que habían compartido tantos momentos felices, sueños, historias y bellos sentimientos, empezaron a estiras sus cuerpos, dejando al aire unas bellas alas que sorprendidos empezaron a mover con fuerza; convirtiéndose en mariposas.
Se miraban uno al otro felices al comprobar que su sueño se había convertido en una realidad, ahora podrían volar.
Dejaron un gran regalo en el árbol de la vida, sus capullos de seda.
Pensaron que era una bella forma de compartir, un regalo a la naturaleza, por todo lo que de ella habían recibido.
NAMASTE.
Mercedes Dueñas.

17 marzo 2013

"La otra acera"

En la otra acera

Paseas por un bosque
de silencios que te envuelven,
la brisa eriza tu piel y
caminas por otras huellas,
distintas, más hondas,
estrechas tal vez,
la misma medida,
distintos zapatos.
El mismo perfil.

Sientes un roce
suave tacto de piel,
caricias del viento en tus mejillas,
como besos ardientes soñados.

En la otra acera,
siempre
la figura que cambia de forma
frágil, esbelta,
que se alarga o acorta
cuando sus ojos buscas
y jamás encuentras.

Miras de reojo,
con cautela,
percibes como mimbrea
en un sutil baile de figuras
que transmite emociones y
sabores, de esta u otras vidas.
Dulce, agrio, amargo, salado.

En la otra acera
siempre
la figura que cambia de forma.

Tu propia sombra.

15 marzo 2013

+¡Contra viento y marea!+


Contra viento y marea
amanece cada día.

Entre nubes y cielos rasos
vivimos en apariencia,
sin descubrir las emociones
que nos envuelven a cada paso.

Con sueños perdidos u olvidados,
abrazos dormidos y
besos jamas reclamados,
victorias y derrotas,
sentimientos encontrados.

Volvamos atrás,
miremos el camino andado
recuperando la visión
de cada huella, caricia, grito o abrazo.

Aquellos recuerdos
profundos, mezclados
en el subterráneo e insondable
mundo de la mente,
esencia y realidad
que puedes hacer presente.

Con sencillez se elevan, escalan
dejando atrás un pasado
tal vez menos deseado.

Llena el vacío desierto
colmándolo de belleza
de pequeños momentos o,
de grandes historias
que guardas en tu memoria.

Tuyo son, esos campos recién arados,
las semillas que brotan y crecen
entre bandadas de pájaros,
el animalito que corre a tus pies
y con su lengua te da un abrazo.

Los nidos, los árboles, las flores,
los frutos y semillas, el verano.
La abundancia en primavera,
el mensaje del otoño
diáfano y cristalino
preparando el invierno.

Al salir el sol
la escarcha se ha evaporado
el tiempo parece no haber pasado.

Contra viento y marea
amanece cada día.
¡Cada día más temprano!

06 marzo 2013

¡ESTA ESPAÑA MÍA!



ESTA ESPAÑA NUESTRA

Los lobos y rameras postulan cada día 
a ver quién da el mayor zarpazo,
a falta de ingenio, preparación
estudios y sabiduría,
sin palabra, honor o vergüenza 
arramplan con sol y luna
a derecha, izquierda, arriba o abajo
da igual la postura.

Con la camisa rasgada
después de tanto castigo,
con sed de hambre y justicia,
el pueblo se vende al peso,
para rellenar rincones y
las bocas o agujeros de las 
putas que aún quedan en el gallinero.

El resto, quijotes ilusos escuchan, 
gritando ponen colores, etiquetan
con banderas al viento,
pensando que la solución está
en cambiar de bolsillos...
los restos, calderilla...
las monedas de dos céntimos,
olvidando que detrás, también hay "perros"

¡Cuidado! con las monedas falsas;
menesterosos con las carteras llenas, 
y pobres engendros carentes de conciencia.

La miseria no es asunto de riquezas
La verdadera miseria es el ego, envidia y rencor
del mezquino salva patrias
disfrazado de gallina pordiosera. 

"Desde el fondo" A GABRIELA MISTRAL


"Danza la pluma en cascada
por el mundo de las letras
removiendo las conciencias
de todos los hombres de bien"

 A GABRIELA MISTRAL, Lucía.

Mujer que en tu reino guardas
sentimientos y emociones
labios golosos y amores
vergel, jardín y crespones.

Plantabas nardos o cunas
iluminando los astros…
conspirando con la luna,
trenzabas savias raíces.

Esperanza de altos vuelos.
Defensora de los pueblos,
de los niños, de cielos…
detrás de los hombres ciegos.

Bandera plasmó tu aliento.
Ángel de la guarda fue… ES,
 demandando y defendiendo
el pan, hogar, amor y fe.

¡Tu antorcha sigue brillando!
 Rescoldo que es legado
para plebeyos y bardos
mujeres y  hombres con sed.

Humanos de buena  esencia
disfrutan de tu elegancia.
Calvario y tribulaciones
entre perfume y  perdones
embriagan, en lo profundo.

Almizcle de esencia pura
bella estampa... dulce aroma.
-Hálito de mujer-
¡Todas las razas del mundo,
 a tí, han de agradecer!

©Mercedes Dueñas Ballesteros    España.

04 marzo 2013

RIEGA A CADA INSTANTE ESE AMOR QUE EN TI NACE.

NUESTRO ES, LO QUE CONSTRUIMOS.

En una tierra que tiembla a nuestro paso 
fácil el encuentro parecía.
Deseos encontrados.

Como mar embravecido 
mezclando lo real y lo inventado, 
soñando lo vivido y lo futuro.

Envueltos en seda
catarsis emergente. 
Perdida la virtud y la vergüenza, 
tembloroso, agitado,
eufórico de un tiempo recorrido.

Ahora, recogido el fruto de lo habido.
Sereno, sosegado,
envuelve la exultante convulsión 
más allá de los sentidos.

Profunda sorpresa 
en el mar se desata cada día. 
Huella en el desierto. 
Dunas que renacen con el viento,
aire que inventamos cada instante.

Ángulo cóncavo y convexo.
Locura de cuerpos entremezclados.
Símbolo infinito de dos almas.

La luna, reconoce cada poro, 
el sol, resplandece
cada amanecer de nuestra vida.
Un solo cuerpo encontrado...


2012

03 marzo 2013

CUANDO LA VOZ SE ESCRIBE CON "MAYÚSCULAS"


Cuando la voz se escribe con "MAYÚSCULAS" 

Grito, grito sordo tras cada letra proclamas...

hacerte oír pretendes a toda costa,

sin respeto hablas y hablas...

Que solo tu voz se escuche tras la pantalla.

Nada te importa

nada escuchas ni lees.

Eres una completa farsa, nada das, 

aunque pretendas con bellas palabras,

solo son gritos de ausencia 
y carencia de alma.

Inútil te sientes


 y en vez de compartir, avasallas.

Nada llega, más allá de la inflexión 
de tu entonación...

solo la perversa  falsedad 

el engaño de tu corazón.

Recapacita, reflexiona, 
escucha, respeta 

antes de alzar la voz.


( Alegoría)

02 marzo 2013

PASEO POR LAS ESTRELLAS



Dulce roce de finos rayos
cubren la periferia, 
estremecen los sentidos. 
Envuelta en la noche,
con la luz de la luna
destellos plateados
te envuelven.

Tus ojos brillan.
La sed aumenta,
néctar, flor de almendras
tacto sutil, esencias...

Amanece, los rayos de sol
traspasan tu piel dorada,
todo renace, vuelve
a compartir la experiencia.


El paseo por las estrellas...

01 marzo 2013

"El planeta y las verdaderas diferencias"


¡¡¡Donde vivimos!!! 
Etiquetas nos ponen y venden como dogma.
¿Quien tiene el poder?
¡Nombrar quien va en primer lugar!

Solo a aquellos que no pueden dominar, 
de lugares lejanos, más allá del otro lado.
Tierras secas de barbecho y hiel 
faltas de esencia, en busca de agua 
la vida exprime cada día.
No hay oro, vil metal y, si lo hubiera
y como diamante fuera,
cuchillas en guillotina dejan sin cabeza a 
los seres que con su esencia 
regaron la tierra yerma.

¿Donde las etiquetas?
¡El tercer mundo lo llaman!
No es tal la diferencia
si nuestras manos unimos.
Es tan fácil darle la mano al vecino
entre todos rodearíamos la tierra.

Pero e aquí, 
que no todos los territorios son iguales,
ni nosotros mismos somos leales,
pues al que tenemos al lado
lo miramos con malicia,
desde arriba o, desde abajo,
miedos, rencores y odios dominan,
nos sentimos mejores, 
sin percibir la frialdad de la sangre.
!El primer mundo lo llaman¡

Sangre que no se calienta
o calienta demasiado,
que fluye entre el desprecio y la envidia
mala genética heredaste, 
la tierra que te vio nacer 
mucho tiene que sanar
por concederte lugar.

No le aportas mucha ayuda 
pues no es la tierra, sino tú,
el que en deuda quedó, 
en esta y otras vidas.
Despierta y no mires más,
eres tú el que debes pagar,
mira de igual a igual,
entonces comprobaras,
que tus raíces dejaron de ser
un nido de víboras,
 y crecerán en libertad.

Comprende y extiende la mano
a tu vecino cercano,
ahí esta la solución,
si descubrimos de quien es el reflejo
cuando nos miramos al espejo,
no habrá más deuda impagada y,
con las manos extendidas 
la tierra quedara rodeada. 
Se acabaron etiquetas. 

La tierra quedara sanada.


18-2-12

"La buena siembra"

LA SIEMBRA

Tus manos resplandecen 
semillas llevas, 
por las orillas se pierden,
entre piedras y barbechos 
alguna brota con fuerza. 

Esperanza.

Fructíferas crecen allí
donde el terreno es fértil,
No hay tormenta, ciclón o,
terremoto que mover pueda
cuando las raíces se expanden
en cielo y tierra.

La buena siembra.