27 diciembre 2012

EL PARAÍSO PERDIDO

Como es arriba es abajo.

 Hubo una vez un paraíso donde vivían Adan y Eva, allí todo era dulzura, paz y armonía, la abundancia los rodeaba, todo era luz y alegría.
 Las familias aumentaban y decidieron buscar otro paraíso donde poder compartir su dicha con otros seres. 
Así, comenzaron su peregrinar y también los problemas, ellos acostumbrados a no pasar necesidades, pues todo les era dado, no habían tenido la precaución de recoger provisiones para tan largo viaje. 
El hambre empezó a hacer mella en sus cuerpos, sin saber muy bien que les pasaba; sintieron una desazón y debilidad terrible, jamás habían sentido semejante tormento, en su tierra natal, el espacio tiempo no existía, todo era presente.
Descubrieron que sentían emociones que unidas al hambre y frío, les producía angustia y terror -era miedo- miedo a lo desconocido, decidieron volver atrás; fue entonces cuando comprobaron que se habían perdido y no reconocían el camino de vuelta.
Algunos viajeros encontraron frutas y tubérculos que recogieron enseguida, comieron con ansia y el resto lo escondieron, de esa forma desarrollaron la avaricia y con ello el egoísmo y la envidia.
Cada día, era una prueba y a su vez, un nuevo sentimiento despertaba en sus conciencias; el odio y rencor eran sus nuevos consejeros, ya no se ayudaban, no reían, no se amaban, solo falsedad reinaba en sus corazones.
Así, fue pasando el tiempo, y cada día iban a peor. 
Poco a poco se fueron separando acusándose unos a otros -al final tomaron direcciones distintas, sin comprender que se desconocían ellos mismos, pues todos tenemos dos parte y dependiendo que parte utilizas, así será nuestra vida-
Desde entonces hasta ahora, seguimos buscando el paraíso perdido; sin percibir, que se encuentra en nosotros mismos.
-Somos aquello que alimentamos; creamos aquello que creemos-

Feliz Vida en comprensión y armonía. 

6 comentarios:

  1. En pocas lineas nos cuentas la historia desde la pérdida del Paraíso hasta nuestros días, pasando por Babel, la aparición del dinero y los mercados. Yo creo que es una metáfora y se puede aplicar a varias situaciones: en la relación de pareja o matrimonial, aquél que lo tiene todo y busca fuera lo que le dan en casa y cuando intenta volver su paraíso ha cambiado; o el soltero que no acepta las normas de los padres y se abre y busca la independencia, y sufre necesidades. Luego echa en falta las comodidades del hogar y quiere volver; pero en el camino encuentra malas compañías y empeora las cosas. Incluso se puede aplicar a los grupos de las redes sociales, en las que al comienzo todo es amor y amabilidad y solidaridad hasta que crecen demasiado y algunos desean protagonismo y se van a formar otros donde sean ellos los que gobiernan; pero no obtiene el resultado esperado y echan en falta el calor que tenían del grupo. Desean volver pero ya no es lo mismo, y en el camino encuentran la envidia, la competitividad, las ganas de cagarla incordiando a los que están. En fin , que tu cuento da para largo. Feliz noche vieja y próspero año 2013. Un besito

    ResponderEliminar
  2. No es que se pueda aplicar a varias situaciones, es que sencillamente nos perdimos en el camino, por eso hagamos lo que hagamos no nos encontramos, y seguimos repitiendo los mismos errores e cada uno de nuestros actos, por eso te parece una metáfora. La vida misma.
    Feliz vida. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tú crees que existió alguna vez ese paraíso????????????? Claro que pensando bien, cada uno de nosotros hacemos el nuestro a nuestra manera y semejanza, el problema es cuando los demás nos "joroban" porque no saben encontrar el suyo.
    Abrazos morena clara, buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Higorca, claro que existió pero como tenemos mala memoria y solo nos gobiernan los más bajos instintos, no descubrimos que hasta la tierra esta creada en abundancia. Tendremos que fabricarnos nuestro propio paraíso tal vez de esa forma seamos capaces de expandirlo y aquellos que nos joroban se queden en el camino sin fuerzas ni altura para seguirnos.
      Besos guapa.

      Eliminar
  4. Adela Leonor Carabelli20:52

    Hermoso relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adela, me alegro que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar