26 agosto 2012

EL DÍA QUE ANOCHECIÓ AL AMANECER.

       
¡INJUSTICIA!

Señalado con el dedo,
sin delito cometido.
Solo te podían culpar
de hombre justo,
honrado y trabajador.
¡Los ladrones y asesinos!
¡La envidia y avaricia!
te señalan, ofendiéndote
a ti, tu familia y tu alma.

!INJUSTICIA¡

¡Sin juicio!, ¡sin pruebas!
Te pusieron día y hora de partida.
¡El dolor!, reina en tu casa
como puñales ardientes,
que se clavan en el alma.

¡INJUSTICIA!

Tu padre, ciego y anciano encarcelado.
Enmudeciendo su lengua, 
que no cuente, quien y como 
os han difamado...
Como si el pueblo no supiese 
que vuestras riquezas; son producto 
del trabajo, sudor y lágrimas.
Y quienes eran,
los que os las habían robado.
La lucha había terminado...

¡INJUSTICIA!

¡El silenció reino, 
en ese pueblo maldito!
¡Cobardes!, nadie alzó la voz.
El tiempo no da tregua
y llaga el día de tu sentencia.
Tu hermano pequeño, regresa,
parte enseguida,
para llegar antes de tu partida.
¡Pero, cuando la injusticia 
reina en la tierra!
no hay hombre justo
que con ella pueda.
Solo llegó a oír los tiros
y descubrir tus restos,
gracias a tus botas,
debajo de otros cuerpos
como despojos tirados.
Ni tan siquiera la hora
te respetaron.
¡Cruel humanidad
la nuestra!

¡INJUSTICIA!

¡El silencio reinó 
en un pueblo cobarde!,
Nadie alzó la voz.
Solo un pequeño
murmullo, la conciencia 
del padre de tu acusador...
¡Es mentira! el anciano 
no cometió delito,
¡declaró!...
Un día de invierno
frío y nevado,
el anciano ciego
libre quedó.
Ayudado por su instinto, 
pues eso... solo lo sabe Dios.
Con la ayuda de un palo, 
con el alma congelada,
más por el dolor
que por la nieve, 
que sus piernas cubría
¡Al pueblo regresó!.

¡INJUSTICIA!

Años mas tarde, dos policías llegaron buscando al fusilado para tomarle declaración, por el juicio que le llevó al paredón.
He aquí, lo que es la vida, ahora soy yo la que tiene de puño y letra, tú declaración. ¡Ahora soy yo, la que tiene nombres y apellidos de ladrones y asesinos!...

Homenaje a unos hombres de bien, que llegaron a ser Ángeles en el cielo.





17 comentarios:

  1. "Joe......................" y parecía que no sabía nada. Silenciosa, callada y ¡¡¡Ale, ale!!!! Así, a sí se demuestra la valía.
    Abrazos "caceñerita"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Higorca por tu apoyo, duro el camino por recorrer, pero quien dijo que fuese fácil. Un millón de besos.

      Eliminar
  2. Por lo que veo, tienes muchas cosas guardadas en tu corazón.
    ¡Abre la puerta y déjalas volar al viento!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan amigo mio, en eso estoy, intentando abrir las puertas y mas ahora que he descubierto que no tienen cerradura. Gracias por estar siempre ahí, para mi tu opinión es muy importante. Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Anónimo22:50

    Curioso blogs. Buen homenaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónimo por tu visita. Saludos.

      Eliminar
  4. Anónimo16:13

    Era la madrugada del 22 de noviembre de 1939 cuando los asesinos del "DICTADOR" llegaron a por él. Hacía frio.En mangas de camisa se lo llevaron.Su chaquetón de cuero se lo había pasado a su hermano Domingo (tambien preso por cantar con otros jóvenes canciones que no gustaban al "DICTADOR" cuando todavía España era libre)Solo repetia vais a matar a un inocente.Solo se le podía culpar de haber sido miembro de la Agrupación de Trabajadores de la Tierra de UGT. Pero los asesinos cumplieron las órdenes del "DICTADOR" y esa fria madrugada asesinaron a él y a otras 21 personas más en las tapias del Cementerio.

    ResponderEliminar
  5. Gracias anónimo por tu aportación. Bienvenido, por lo que veo dispones de datos muy interesantes. Gracias por compartirlos conmigo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Lo vuelvo a leer de vez en cuando y nunca deja de impresionarme. ¡Qué gente más mala vive rodeándonos! Disfrazados de palomas, nos observan y toman nota de lo que hablamos y sentimos,para luego servir a los gobernantes de turno. Eres valiente, amiga, al denunciar estos hechos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se trata de valentía Juan, es solo justicia!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es increíble, que aun a día de hoy, nuestros muertos no hayan recibido ni el reconocimiento, ni la "rehabilitación" a la que tienen derecho; por no hablar de aquellos que aun a día de hoy siguen ocultos en desconocidas y olvidadas cunetas a lo largo y ancho de nuestra piel de toro, sin siquiera poder recibir una digna sepultura....Justicia...Hablan de justicia...En este país...no ha habido justicia y al paso que vamos nunca la habrá.
    Un homenaje ciertamente emotivo, aunque bien merecido por parte de quienes lucharon por intentar convertir esta "España nuestra" en una nación...un poco mejor de lo que era...

    Enhorabuena por tan bello homenaje a quienes dieron vida y sangre por sus ideales de un mundo mejor.
    AbrazooOoote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JotaJota cierto que es increíble y más cuando sabes que todo un pueblo sabia la verdad y nadie levanto la voz; se unieron dos para acusarle de lo que habían hecho ellos junto con otro al que mi familia le había comprado tierras. Cuando lo detuvieron ese ser repugnante se presento en casa de mis abuelos aprovechando que faltaban sus hijos con la disculpa del final de la guerra sería mejor ver como estaban los contratos y escrituras no fuese a tener problemas ya que ninguno de sus hijos estaba y el que se acababa se quedar en el ayuntamiento podría echarle una mano. Aprovechando que mi abuelo no veía le cogió todos los papeles y se los tiro a la chimenea....... Lo tuvo muy fácil después lo acuso de hacer reuniones ilegales y lo encarcelaron el Alcála de Henares; parte del pueblo fue a su casa, al faltar todos los hombres y les robaron el resto hasta las mantas......El día que murió franco, el individuo puso lo que le quedaba en venta. por si acaso........ y seguimos esperando. Todavía quedan testigos de semejante barbarie. Y desgraciadamente no queda ahí solo. Creo que tengo el deber moral de hacer algo con ello. Gracias por estar. Un beso.

      Eliminar
  8. Historias que ponen los vellos como escarpias. Demostración palpable de lo bestias y asesinos que podemos llegar a ser, cuando
    la ceguera, el odio, fanatismo y envidia, ocupan mas espacio que nuestra inteligencia y humanidad. Relato magnifico, poeta. Crudo, como el asesinato, Mercedes. Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realidades que estremecen y encogen el alma José, la envidia trae el odio de la mano amigo mío y con ellos el resto de miserias humanas.
      Gracias por tu lectura siempre.
      Besos.

      Eliminar
  9. No me canso de leerte. Veo ahora comentarios míos que hoy no te pondría porque me parecen fuera de lugar. Pero en este relato denuncia me detengo más e una vez y me pregunto si con la Ley de Memoria Histórica no se podría hacer algo para limpiar su nombre de acusaciones falsas y castigar al culpable. ¡Qué ruines son algunas personas! ¡Y que vivan tan cómodamente y sin problemas....!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen toque de atención Juan, gracias a eso descubrimos que dos o tres años después la policía de la época lo buscaba para tomarle declaración sobre los supuestos hechos por los que le fusilaron. También descubrimos que los papeles que jamás salen del los archivos habían desaparecido, eso no tenían que ver con el pero era parte del proceso y juicio y ni siquiera los responsables se explicaba que podía haber pasado. A eso se añade que toda la familia tenia derecho a pedir cuentas, pero curiosamente solo las podía pedir la esposa o madre. En fin una larga historia que espero desarrollar algún día con nombres y apellidos. Larga historia multiplicada por 10...Gracias Juan. Ellos saben quienes son, TODO UN PUEBLO SABIA QUIENES ERAN y yo también se quienes son .....

      Eliminar
    2. P.D. Como podrás comprender, supieron curarse en salud, no había esposa y mucho menos madre.
      Un abrazo Juan.

      Eliminar